20 de abril de 2020 | By: Tabuyo Alonso

LA INQUILINA DE WILDFELL HALL, Anne Brontë

Sinopsis: Tras muchos años de abandono, la ruinosa mansión de Wildfell Hall es habitada de nuevo por una misteriosa mujer y su hijo de corta edad. La nueva inquilina –una viuda, al parecer –no tarda, con su carácter retraído y poco sociable, sus opiniones a menudo radicales y su extraña, triste belleza, en atraer las sospechas de la vecindad, y a la vez la rendida admiración de un joven e impetuoso agricultor. Pero la mujer tiene, en efecto, un pasado... más terrible y tortuoso si cabe de lo que la peor de las murmuraciones es capaz de adivinar. La inquilina de Wildfell Hall (1848), segunda y última novela de Anne Brontë, une al bello relato de un amor prohibido e invernal el retrato intensísimo del fracaso de un matrimonio degradado por el abuso y la violencia, descrito “con una predilección morbosa por lo grosero, cuando no brutal” que escandalizó y repugnó a sus contemporáneos. De hecho, todavía hoy, la dureza, audacia y auténtico rigor de esta novela siguen siendo igual de sorprendentes y desafiantes.

Anne fue la más joven de las hermanas Brontë y falleció de tuberculosis con tan solo 29 años. «La inquilina de Wildfell Hall» fue su segunda y última novela y cosechó muy poco éxito debido a la temática tan escabrosa y poco femenina (según se dice que comentó su hermana Charlotte). Por suerte, con el paso de los años la novela ha ido posicionándose y se ha convertido en todo un clásico que supo relatar los calvarios que pasaban numerosas mujeres en la época victoriana pero que eran silenciados u ocultados dentro del matrimonio.

Para crear al marido de la Sra Graham Anne se inspiró en su propio hermano que, ya por aquel entonces, estaba hundido en el infierno de la bebida y del opio.


Al igual que hicieron sus hermanas, sus dos novelas fueron escritas bajo seudónimo masculino (Acton Bell) para conseguir que se la publicaran. Leí el año pasado «Agnes Grey» y he de reconocer que no me pareció nada del otro mundo. Empezó muy bien pero luego me pareció una novela romántica muy típica. Por el contrario «La inquilina de Wildfell Hall» me parece una novela mucho más madura aunque algunos personajes pequen de demasiado infantiles. La temática con la que se enfrenta y el hecho de dar voz a millones de mujeres en la misma situación la convierten en alguien muy valiente. No nos olvidemos que estamos en el siglo XIX y las mujeres eran o meros objetos sexuales o úteros que produjeran herederos varones. Nada más.

Si os apetece leer una historia intensa, con mucha carga dramática y que os tenga con el corazón en un puño, éste es el libro. Pero no todo es dramatismo, también hay sitio para personajes que son un puntazo y con los que sueltas alguna que otra sonrisa, incluso el cotilleo de los habitantes del pueblo (muy al estilo de las novelas de Elizabeth Gaskell) también te hará pasar algún que otro ratillo entretenido.

Traducción: Waldo Leirós.

Puntuación: 9/10. Que Anne Brontë diera voz a una mujer atrapada en un matrimonio opresivo y peligroso ya merece todos mis respetos. Y si además está maravillosamente escrito, como es el caso, no os lo debéis perder.

Precio: 14 € y 608 páginas. Alba editorial.

Felices Lecturas.

10 comentarios:

Narayani dijo...

No he leído ninguna de sus novelas, pero esta me apetece mucho. Cuando me estrene con la autora será con esa obra, seguro. Estoy viéndola bastante por los blogs estos días y me está llamando cada vez más la atención.

¡Besos!

Rosa Berros Canuria dijo...

Me gustó mucho Agnes Grey, al contrario que a ti, por lo que cuentas. es cierto que no es una novela con grandes cosas, pero es una historia sencilla que cuenta muy bien los problemas que tenían las institutrices en aquella sociedad. Me gustó también comparar la vida de Agnes con la de Anne y ver las semejanzas y diferencias.
Tengo pendiente esta de "La inquilina de Wildfell Hall". A ver si me animo. Parece más completa y compleja que "Agnes Grey".
Un beso.

Mónica-serendipia dijo...

Pues justo la estoy leyendo, me quedan unos diez capítulos para terminarla y muy de acuerdo con lo que comentas tú: muy valiente Anne Brontë al dar voz a una mujer de la época atrapada en un matrimonio desgraciado. Besos.

Margari dijo...

Totalmente de acuerdo con tu reseña. La leí hace muy poquito y me sorprendió muchísimo. Va a ser de mis mejores novelas del año.
Besotes!!!

Undine von Reinecke dijo...

Buenas tardes:
Yo leí esta novela hace ya muchos años, y mi impresión fue muy positiva. Había leído antes Agnes Gray y no me esperaba lo que me encontré en La Inquilina. Me pareció una novela muy valiente y guerrera, sin duda. Anne merece más reconocimiento del que tiene, en mi opinión.
Un abrazo, y gracias por tu estupenda reseña!!

Happiness life dijo...

Buenaas!
Aiss me encantaría leerlo ^^
Gracias por la reseña <3

Inés dijo...

Pues aunque me costó bastante conseguir porque quería justo esa edición, ya lo logré y tengo unas ganas enormes de leerlo más después de ver tus impresiones.
Besos

mar dijo...

Hola leí las dos novelas de Anne Bronte hace tiempo y las dos me gustaron mucho. Es te año tengo intención de releer ambas si me es posible. Besinos.

Guía paso a paso dijo...

En estos días de confinamiento en casa he dado con tu blog Tabuyo. Ha sido un gran descubrimiento para mí. Muchas gracias por todas las recomendaciones. Un abrazo. Rocio

Shorby dijo...

Tengo muuuuchas ganas de leer este libro... hace mucho que no cato a ninguna de las Brontë =)

Besotes