25 de noviembre de 2022 | By: Tabuyo Alonso

ENREDO EN WILLOW GABLES, Philip Larkin

Sinopsis: El internado Willow Gables para señoritas es una institución dirigida con mano de hierro. Por eso, cuando en el despacho de la directora desaparece un billete de cinco libras, las medidas no se hacen esperar y, a pesar de que sea inocente, a la propietaria del billete se le impone un castigo ejemplar. A partir de una anécdota en apariencia sencilla, recorremos en las dos nouvelles que constituyen este libro, Enredo en Willow Gables y Trimestre de Michaelmas en St Bride, las distintas etapas de un grupo de alumnas, desde el colegio hasta la universidad, en Oxford, de la mano de un joven y genial Philip Larkin, quien, antes de revelarse como uno de los mejores poetas de su generación, fantaseaba con la idea de dedicarse a la prosa. Creadas por divertimento y para deleitar a Kingsley Amis y a Edmund Crispin, los irreverentes amigos de Larkin en Oxford, estas obras nos trasladan a un internado femenino en el que cualquier situación es posible, remedando las populares novelas sobre colegialas tan de moda en su época.

Se vino conmigo de la biblioteca de casualidad, no lo iba buscando pero vi que era de Impedimenta, miré el argumento y me llamó la atención.

Fue escrita, bajo seudónimo femenino de Brunnette Coleman, a principios de los años 40 mientras el escritor estudiaba en Oxford. Son unos de los primeros escritos de Larkin, salieron a la luz a principios de los años 90 y no se publicaron hasta el año 2002.
Las novelas sobre chicas en ambientes escolares estaban de moda en aquella época y Larkin, influido por esas lecturas, se entretuvo escribiendo su propia versión. Para darle más veracidad a sus nouvelles, llegó incluso a inventarse la biografía de Brunnette Coleman (aparece al final del libro de Impedimenta).

El libro cuenta con dos nouvelles en su interior, en la primera se centrará en un grupo de chicas internas en un colegio, en su despertar sexual y en los pequeños problemas en los que se meten. En la segunda seguiremos con las mismas chicas (con apellidos diferentes, algo que me chocó) pero ya en su etapa universitaria viviendo en un colegio mayor. Tienen otro tipo de problemas y ya entran en juego los amores y las fiestas universitarias. Esta segunda parte está inacabada porque a Larkin, según él mismo contó a un amigo, se le acabó la inspiración.



He disfrutado mucho con el, no es un libro que pretenda cambiarte la vida sino hacerte pasar un rato entretenido y más de una vez me sacó una sonrisa.
No es una lectura amable, no os confundáis, Philip Larkin también nos quiere hacer llegar la cara oculta de este tipo de centros para señoritas y hay alguna que otra escena dramática que te deja k.o..

Me he quedado con ganas de más Larkin y he visto que Jill, libro editado también por Impedimenta, empezó a escribirse durante ésta época y aunque al final lo publicó con su propio nombre, pensó publicarlo con el seudónimo de Brunnette Coleman. 

Traducción: Alicia Frieyo

Puntuación: 8/10. Es una lectura sencilla pero me he divertido mucho con las andanzas de las jóvenes protagonistas.

Precio: 23.50 € y 400 páginas. Impedimenta.

Felices Lecturas.

5 comentarios:

Rosa Berros Canuria dijo...

No he leído nada de Philip Larkin aunque tengo Una chica de invierno entre mis pendientes. Estas dos nouvelles que hoy nos traes me recuerdan los libros de Enyd Blyton que devoraba con doce o trece años, los de los internados Santa Clara y Torres de Malory. Aunque estos parecen más para adultos o jóvenes y aquellos eran para niños o adolescentes.
Añado a la lista.

Undine von Reinecke dijo...

Buenas tardes.
Yo soy muy fan de Philip Larkin, no sólo como poeta, también disfruto con su narrativa. Hasta el momento sólo he leído dos de las tres libros que Impedimenta ha publicado, pero no creo que tarde mucho en ponerme con este último. Me da mucha pena que el autor no se viera como un novelista, para mí era extraordinario.

Un abrazo y gracias por tu reseña!!

Tabuyo Alonso dijo...

Rosa Berros, Yo nunca había leído este tipo de libros de jóvenes adolescentes y me ha gustado mucho la experiencia. Quiero más Larkin.

Undine von Reinecke, de su lado poeta no conozco nada y en principio no me llama pero es una pena que no escribiera más novelas. Podría dedicarse a las dos cosas digo yo ¿no? Besotes

Margari dijo...

No conocía a este autor. Creo que podría disfrutar con esta lectura así que tomo nota.
Besotes!!!

mar dijo...

Hola, tengo pendiente al autor y no me importaria empezar con esta, yo también como Rosa leí las novelas de internados de Edith Blyton en este caso gracias a mi hermana mayor. Besos.