16 de enero de 2023 | By: Tabuyo Alonso

LA NARIZ, Nikolai Gógol


Hace mucho tiempo que no publico reseñas de los relatos de Gógol. Como últimamente me cuesta elegir lectura decidí que no estaría mal leer un relato suyo para levantarme el ánimo y lo consiguió.

En La nariz se nos narra la historia de un funcionario que un día se despierta y no tiene nariz. Preocupado, acude a la policía pero no le toman en serio. Por casualidad un día se la encuentra por la calle vestida de uniforme y con un rango superior al suyo.

Escrito entre 1835 y 1836 y publicado en una revista de Pushkin, Gógol utiliza el absurdo para no solo reírse de su propia nariz (según parece tenía una forma muy peculiar) sino que hace una crítica hacia la jerarquía social que instauró en Rusia Pedro el grande. Según esa tabla, los plebeyos podían obtener nobleza hereditaria a través del servicio al Estado sin que se tuviera en cuenta su origen social.

Me ha encantado todo en la historia. Desde el propio Kovaliov que ve peligrar su vida social y sus conquistas amorosas sin su preciada nariz a su barbero que durante el desayuno se encuentra con ella al cortar el pan. Incluso los personajes secundarios como la mujer del barbero, la propia nariz o el policía me han parecido geniales.

Si nunca os habéis acercado a Gógol creo que La nariz es una forma excelente de acercarse a su obra.

Aquí os dejo el enlace a la lista de cuentos de Gógol y sus respectivas reseñas.

Puntuación: 9/10.

Precio: Aunque yo lo he leído dentro del libro Cuentos completos de Gógol de la extinta editorial Nevsky (28 €) se puede encontrar de forma independiente. La ha publicado Anaya aunque creo que ahora solo se puede encontrar en segunda mano y la editorial Gadir (15.20 €).

Felices Lecturas.

4 comentarios:

Rosa Berros Canuria dijo...

He creído morir de risa cuando dices que el protagonista se encuentra a su nariz «por la calle vestida de uniforme y con un rango superior al suyo». Qué idea más genial para reírse de todo y de todos, incluida su nariz si era un tanto peculiar. me encanta esa forma de crítica y de humor. Nunca he leído a Gogol y creo que, efectivamente, esta historia puede ser la ideal para conocerlo.
Un beso.

Tabuyo Alonso dijo...

Rosa Berros Canuria, La mayoría de los cuentos que he leído tienen ese punto de humor que me encanta de Gógol. Estoy segura que en cuanto leas uno querrás más.
Besotes

Margari dijo...

Lo leí hace ya unos cuantos años y me arrancó más de una sonrisa. Tendría que leerlo otra vez.
Besotes!!!

mar dijo...

Hola, no recuerdo haber leído nada de Gogol y esta curiosa historia puede ser una buena manera de conocerlo, me la llevo apuntada. Besos.