10 de agosto de 2016 | By: Tabuyo Alonso

ETHAN FROME, Edith Wharton

Sinopsis: Un joven ingeniero retenido por su trabajo en una pequeña localidad de Massachussets observa a un hombre lisiado y envejecido que recoge en la oficina de correos una revista y un sobre con medicamentos. Es invierno y el ambiente del pueblo es claustrofóbico. El aspecto educado del hombre, la edad que no corresponde a su físico, los misteriosos silencios y prevenciones que despierta su presencia en los demás, su vida casi aislada en una destartalada granja con dos mujeres, llevan a preguntarse al ingeniero por qué sigue viviendo en un sitio de donde, como dicen los lugareños, «casi todos los listos se marchan». Pero el hombre tiene un motivo para no haberse marchado, o para haberlo intentado y nunca conseguido: una historia en la que se mezclan la fatalidad del destino y todas las sutilezas del amor prohibido.

En esta ocasión he descubierto la maravillosa pluma de Edith Wharton y me ha dejado gratamente sorprendida. Emprendí a principios de año el reto organizado por Carmen y amigo@s que consistía en leer todos los meses una obra corta tanto de Henry James como de Edith Wharton. Hasta ahora solo había leído dos de James pero no tenía ninguna obra de Edith Wharton a mi alcance. Por eso aproveché la publicación de este ejemplar de Alianza para comprarme dos de las historias que aparecen en el reto.

Bueno, decir que me ha encantado es decir poco. Me ha gustado todo de la historia, la personalidad de los personajes, la ambientación invernal, la forma de narrar de la escritora y por supuesto la historia.

Ethan Frome es un hombre de mediana edad, parco en palabras, con una cicatriz bastante visible en su cara y algo de cojera. Vive junto a su mujer enferma en una granja a las afueras de un pueblo de Massachusets.

Un hombre que llega al pueblo por motivos laborales pronto siente curiosidad por Ethan y empieza a interesarse por él. Pronto nos enteraremos de su dramática vida familiar desde que era un joven hasta su actual relación matrimonial.


El tono de la historia es pausado pero a mí se me ha hecho adictivo. Quería conocer qué ocurría detrás de las paredes de los Frome, que me hicieran partícipe de sus pesares, de sus anhelos y de los acontecimientos que estaban por venir. Desde un primer momento he sentido mucha ternura y lástima por Ethan, el pobre ha pasado momentos duros desde bien joven, la enfermedad de su madre y después la de su mujer han lastrado su vida.

El ambiente en la casa familiar es realmente opresivo, la autora ha sabido describirlo tan bien que llegas a sentir el aire cargado, a notar que la presencia de la esposa, Zenobia, lo envuelve todo. Su mujer, pese a su "enfermiza" salud, tiene tanta fuerza que lo inunda todo, se come al resto de personajes cada vez que aparece o se la nombra.


La llegada a la casa familiar de una prima de su esposa, Mattie, para ayudarla en las tareas supone una bocanada de aire fresco para Ethan. Su día a día ya no solo estará cargado de trabajo, tristeza y medicamentos sino que tendrá cabida la ilusión y la vitalidad.

Me ha encantado la pregunta que ha querido formular la autora:¿Hay que conformarse con lo que nos toca o hay que luchar por lo que realmente queremos? ¿A qué estamos dispuestos para conseguirlo?

Aunque el tono general es bastante melancólico es una historia con la que me lo he pasado genial. Ya desde la primera página sentí mucha curiosidad por el protagonista y quería saber qué le había pasado en la vida para terminar siendo "una ruina humana". Os recomiendo encarecidamente que le deis una oportunidad, seguro que os encantará tanto como a mí.

Puntuación: 10/10. Me ha parecido exquisito y muy evocador. 100 % recomendable.

Precio: 10.90 € y 304 páginas. (Contiene 2 historias) Alianza.

Felices Lecturas.

12 comentarios:

Natàlia dijo...

Este m lo apunto de cabeza. Me gusta eso de que deje preguntas al aire que te hagan reflexionar. Un beso ;)

Eyra dijo...

Me lo apunto, no he leído nada de Wharton y ya va siendo hora.

Un beso

Aylavella dijo...

Me lo apunto!!!
Besos

Alejandra (Acabo de Leer) dijo...

Yo me he estrenado con Edith Wharton este año y salí muy contenta y con ganas de leer más, así que sin duda tu recomendación pasa a mi lista de pendientes. Un saludo!

Rosa Berros Canuria dijo...

No he leído esta novela de Wharton, pero las dos que he leído: "La edad de la inocencia" y "La solterona" (esta para el reto de Carmen y amig@s también), me han causado la misma impresión que a ti esta. Una escritora brillante, que cuenta unas historias cargadas de sentimientos, unos sentimientos que analiza hasta su más íntima esencia y con unos personajes perfectamente dibujados. Ni ella, Ni James, decepcionan nunca.
Un beso.

Norah Bennett dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Es una maravilla de relato y me dio mucha pena que no contara más cosas. Es curioso porque sus novelas me resultaron pesadas y alguna ni la terminé. Pero este relato es perfecto y me apetece muchísimo leer más de la autora.
Besos

Carax dijo...

Pues me lo anotó sin dudar, tiene una pinta estupenda
Besos

Shorby dijo...

Tengo en mente leerlo en lo que queda de año =)

Besotes

Elena Silva dijo...

¡Hola!
Yo también participo en la iniciativa seamos seguidores y ya te estoy siguiendo :)
Te espero por el mio: http://mimundopersonaldelibros.blogspot.com.es/
Nos leemos, besitos! ^^

Isi dijo...

Con tu reseña dan ganas de empezarlo hoy mismo.
Es una de mis autoras pendientes; no sé ni por cuál de sus libros empezar, pero vamos, me has dejado con la miel en los labios con este.
Besos!

José Antonio Ribes Pérez. dijo...

Hola!!! Perdón, se que no es post más adecudo, pero no pude encontar el post de SEAMOS SEGUIDORES.
Yo también formo parte de la iniciativa. Yo ya te sigo:
Te dejo la dirección de mi blog:
http://retalespalabras.blogspot.com.es/
Nos leemos. Un abrazo.

P.D: Me encanta tu blog.

Olivia Jurado dijo...

Me alegra porque me encanta Wharton, y este no lo había leído, y con tu reseña me animo. Aparte de La Edad de la Inocencia y La casa de la alegría, a mi me gusto mucho Los niños de la editorial Alba, es una novela corta. Edith es mucha Edith!!!