30 de octubre de 2017 | By: Tabuyo Alonso

EL ALCALDE DE CASTERBRIDGE, Thomas Hardy.

Sinopsis: El alcalde de Casterbridge (1886), una de las novelas de madurez de Thomas Hardy y, junto con Jude el oscuro (1895), una de las que cimentan su histórica fama de novelista trágico, se abre con una escena sencillamente brutal: en una feria de ganado, un hombre borracho vende en pública subasta por cinco guineas a su mujer y a su hija -un bebé de meses- a un marinero. Al día siguiente, resacoso y avergonzado, jura ante Dios que no volverá a beber. Dieciocho años más tarde, se ha convertido en un próspero comerciante agrícola y en una figura respetada de la comunidad de Casterbridge -el nombre de Dorchester en Wessex-, cuyo consistorio preside; y una mujer y una muchacha se presentan ante él como la esposa y la hija que vendió. Pero «el Destino es carácter, como dijo Novalis», y ese hombre grandiosamente contradictorio, que ahora las acoge dispuesto a reparar su falta, sigue siendo el mismo hombre capaz de cometer las mayores bajezas guiado por un simple impulso, un hombre que siente «la necesidad perentoria de enfrentarse cotidianamente a la humanidad».

Después de leer Lejos del mundanal ruido quedé tan maravillada que quise leer más cosas de Thomas Hardy. Algunos de sus libros o no están traducidos al castellano o están descatalogados por lo que encontrar algunas novelas de este autor no es tarea fácil. 
Por suerte Alba editorial tiene en formato minus El alcalde de Casterbridge, una novela cargada de dramatismo que me enganchó muchísimo.

Indagando sobre el autor me pareció muy curioso que todas sus novelas se ambientan en la región ficticia de Wessex  (para crearla se basó en Dorset, la región de su niñez). En esta ocasión el pueblo ficticio de Casterbridge está inspirado en Dorchester.

The mayor of Casterbridge está ambientado en un pueblecito inglés de principios del siglo XIX. Su alcalde, Michael Henchard es un hombre poderoso al que todo el pueblo admira porque se ha hecho a sí mismo. Pero todo su mundo cambiará a raíz de la llegada de dos mujeres al pueblo, su esposa y su hija a las que subastó en una taberna hace 18 años. 

Si el planteamiento os parece tentador no os podéis imaginar lo que guarda en su interior.  Ya desde el principio se puede palpar el dramatismo de las familias sin recursos que tienen que viajar juntas en busca de un trabajo. Ese roce continuo en la adversidad y la incapacidad del hombre para poder sustentar a su familia motivó que algunos tuvieran que vender a su mujer y a sus hijos. Parece increíble pero esas subastas ocurrieron en la realidad como una forma de divorciarse (aquí os dejo un artículo sobre ello).

La historia está narrada maravillosamente, tiene las descripciones justas para no cansar, tiene un montón de momentos de tensión que me tuvieron pegada al libro sin parar de leer (por eso esta semana he estado con un sueño brutal) y encima tiene unos cuantos giros que me dejaron con la boca abierta. ¿Qué más se puede pedir?


Bueno y que decir de Michael Henchard, el gran protagonista del libro. El autor ha sido tan detallista con él, con sus celos, sus ansias de venganza y su egoísmo que cuando te enseña su lado vulnerable, su tristeza, su culpa y sus ansias de ser querido ves que ha conseguido crear un personaje muy realista, con esos claroscuros que todos tenemos pero que él ha llevado al extremo. 

Los demás personajes del libro están perfilados de forma mucho más básica, sin entrar en detalles. Aunque hay algunos bastante importantes dentro de la trama, apenas se nos dan datos sobre ellos, están ahí y punto. Imagino que Hardy lo decidió así para centrar toda la atención en Michael Henchard pero un poquillo más de profundidad en algún personaje no le hubiera venido mal a la historia.

Sobre sus adaptaciones me ha comentado Marta @queridajuliet en Instagram que existe una película llamada El perdón del año 2000 inspirada en este libro pero ambientada en EE.UU. También existe una mini serie de 1978 con 7 capítulos y una película británica de 2003. Veremos si puedo conseguir alguna.

Si todavía no lo conocéis o no lo habéis leído tenéis que hacerlo pero ya. Es una historia cruda, sí, pero está tan bien contada y te absorbe tanto que no podréis dejar de leerla.

Puntuación: 9/10. Un must para tu biblioteca. Imprescindible.

Traducción: Bernardo Moreno.

Precio: 12 € y 540 páginas. Alba editorial.

Felices Lecturas.

8 comentarios:

Mjinn d.A. dijo...

Hola, parece que es un autor a tener en cuenta, así que me lo apunto por si tengo la oportunidad de leer alguna de estas novelas :)

Aylavella dijo...

Y yo todavía sin estrenarme con este autor... y eso que cada vez que leo una reseña de algún libro suyo como la tuya, me entran unas ganas enormes de leerlo...
Tendré que ponerle remedio.
Besos

Natàlia dijo...

Pues me recuerdas que tengo pendiente al autor y este no seria mala opción.
Un beso ;)

Buscando mi equilibrio dijo...

Uy uy uy este me lo anoto directamente.
Besotes.

Margari dijo...

Me queda claro que tengo que leer algo de este autor, sin duda.
Besotes!!!

Inés dijo...

La tengo esperando en la estantería a ver cuándo le puedo hacer un hueco porque tu reseña me ha dado un buen empujón.
Un beso

Rosa Berros Canuria dijo...

No he leído a Thomas Hardy. Le tengo ganas a "Lejos del mundanal ruido". Este que comentas hoy también me atrae. Lo apunto.
Un beso.

Francisco dijo...

Me gusta lo que nos cuentas de esta novela. Tomo nota de ella. No me olvido de las versiones cinematográficas y de la miniserie, a ver si encuentro alguna de ellas. Besos.