12 de mayo de 2017 | By: Tabuyo Alonso

ALMAS GRISES, Philippe Claudel

Sinopsis: Diciembre de 1917. En un pequeño pueblo del norte de Francia, el cuerpo sin vida de una hermosa niña aparece flotando en el canal. A la escena del crimen acuden, acompañados por el incesante tronar de los cañones y el acre olor a pólvora de un frente que se desgarra a escasos kilómetros, un policía, un juez instructor y un militar. En este mundo provinciano, el asesinato de Belle suscita innumerables sospechas, despierta viejos rencores y sacude un orden social que se tambalea. Todos los indicios apuntan al fiscal Destinat, un rico aristócrata ya jubilado, pero el juez designará como culpables a dos desertores apresados en las cercanías del lugar del crimen. Sin embargo, la crónica de los hechos, escrita por el policía veinte años después del suceso, invita al lector a descubrir una realidad inesperada. En su implacable relato, donde la emoción aparece retenida por el pudor del narrador, nadie es inocente, y los culpables, de una forma u otra, son también víctimas. El gris es el tono dominante, pero no el gris de la muerte, ni el del duro clima invernal, ni siquiera el de la cobardía, sino el gris en que se desenvuelve la condición humana: la ausencia de certezas absolutas, las sombras, los claroscuros, en suma, el peso rotundo de la duda.

Desde el momento en que vi que Almas grises salía en bolsillo no me lo pensé dos veces y me lancé a por él. Aunque ha tenido muy buenas críticas tenía cierto temor a encontrarme con la típica novela policíaca que no aporta nada pero me encontré con una autentica obra de arte. Os advierto que todo lo que diga será poco para lo mucho que me ha gustado ésta maravillosa lectura.

Almas grises es una novela muy cortita que me ha dejado completamente cautivada. En apenas 200 páginas hay cantidad de mensajes sobre la vida, la muerte y la soledad que acarrea. Pese a parecer una novela negra es una historia dramática e intimista que da más importancia a los personajes que al mismo crimen (no se olvida de él ¿eh?). Philippe Claudel parte de la muerte de una niña de 11 años para mostrarnos como es la vida de los habitantes de un pueblecito francés que se encuentra a escasos kilómetros de los campos de batalla de la I Guerra Mundial.


Los personajes están tan bien perfilados que se hacen cercanos, las penas y las preocupaciones que les otorga el autor son tan comunes que te remueven por dentro.
El hecho de estar contada en primera persona la dota de mayor realismo, me sentí confidente del narrador y llegué a sentir ese ambiente claustrofóbico, pesimista y gris que se respira durante toda la novela.

Reconozco que no es una novela fácil de digerir, es muy fácil de leer pero los temas que trata y la melancolía que destila no son aptos para cualquier persona. Si estáis pasando un bache emocional no creo que sea una novela adecuada ya que trata de una forma muy directa a la muerte en cualquiera de sus formas (Hay algunas escenas bastante duras por su dramatismo).

Me ha maravillado la forma de escribir del autor. Nunca había leído nada suyo y desconozco si suele escribir así pero pese a ser una lectura lenta me tenía completamente cautivada y enganchada, no podía parar de leer. He disfrutado muchísimo tanto de la historia como de la forma en que está narrada.

Puntuación: 10/10. Tenéis que descubrirla, estoy convencida de que os encantará.

Precio: 8 € y 224 páginas. Salamandra.

Felices Lecturas.

12 comentarios:

MaraJss dijo...

Para mí va a ser sin duda una de las mejores lecturas de este año, y todo un descubrimiento este autor. Me encantó.
Besos.

Marga Ramon dijo...

Este libro será de mis próximas lecturas, me encantó "La nieta del Señor Lihn" y no quiero perder la pista a este autor.
Besos

Xavier Beltrán dijo...

No la conocía y me gusta que me la hayas descubierto, porque promete ser una lectura de esas que calan hondo y no pasan al olvido. La apunto, ¡gracias!

Un besito.

Inés dijo...

También me gustó muchísimo cuando lo leí.
Un beso

Mjinn d.A. dijo...

Hola, mi estado de ánimo ahora mismo no está tirando cohetes, pero creo que me arriesgaré a deprimirme un poco más en vista de lo muchísimo que te ha gustado. Me lo apunto XD

Margari dijo...

Fue mi estreno con este autor hace años y me encantó también!
Besotes!!!

Rosa Berros Canuria dijo...

Leí un par de veces "La nieta del señor Linh" y me gustó mucho. Luego este autor quedó relegado por cosas nuevas que iban viniendo, pero gracias a ti lo voy a rescatar.
Muy buena y tentadora reseña.
Un beso.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo...

Me suena que la tengo anotada en algún sitio...hay historias escritas muy duras, pero hay momentos para ella, como veo que pasa con esta. Y me gusta que además del crimen nos deje un mensaje...de eso se trata muchas veces la lectura, de que nos aporte algo más que una historia.

La leeré, besitos y buen finde

Mrs. Sofia dijo...

Yo tampoco he leído nada aún del autor, aunque ya conocía las buenas críticas que tenía esta novela. La muerte es un tema difícil de afrontar, tanto en la vida real como en la literatura, pero creo que es necesario acercarse a esta realidad a pequeñas dosis.
Gracias por la reseña.
Saludos!

Al calor de los libros dijo...

Qué bien maneja la complejidad del ser humano con esos personajes solitarios y atormentados.
No te pierdas "La nieta del señor Linh" y "El informe Brodeck"
Aparte Claudel ha escrito y dirigido varias películas "Hace mucho que te quiero", "Silencio de amor" y "Antes del invierno", también recomendables.
Un abrazo

Francisco dijo...

Por lo que nos cuentas en tu reseña, y los comentarios que se han publicado tras esta entrada tuya, veo que es un autor que merece la pena ser leído. Tomo buena nota de él. Besos.

Ana Blasfuemia dijo...

Yo he leído dos libros de Claudel (La nieta del señor Lihn y Aromas) y ambos me encantaron, pero creo que sólo hay dos o tres libros más de él (al menos traducidos), así que lo dosifico y tengo este libro en espera.

Un abrazo