24 de julio de 2017 | By: Tabuyo Alonso

ENTRE VISILLOS, Carmen Martín Gaite

Sinopsis: Entre Visillos, narra la vida en una ciudad de provincias -probablemente Salamanca llena de rutina, conservadurismo e hipocresía. A través de la charla aparentemente banal de un grupo de muchachas, conocemos sus ocupaciones cotidianas -los paseos y primeros noviazgos, las salidas del instituto, las sesiones de cines, los bailes en el Casino-, sus angustias, su temor a la soltería, la insalvable tristeza que asoma tras el aburrimiento y la falta de imaginación.

Carmen Martín Gaite comenzó su carrera literaria con la publicación de esta novela y con ella ganó el premio Nadal en 1957. La verdad es que no pudo haber empezado mejor.
Este año se cumplen 60 años desde que se publicó y la editorial Destino ha sacado una edición preciosa para conmemorarlo.

La historia está ambientada en la España de los 50. Aunque en ningún momento se menciona la ciudad en la que está ambientada es bastante fácil saber (para los que la conocemos) que se trata de Salamanca.
La apacible vida en una ciudad de provincias se ve alterada por la celebración de la feria anual y las jóvenes están deseando acudir a los bailes para intentar cazar a un buen marido.

La vida para las mujeres en aquella época distaba mucho de ser idílica. Estudiaban sí, pero no solían pasar del bachillerato. Lo que tenían que hacer es buscar un marido (más pronto que tarde) y dedicarse a las tareas domésticas. Como alguna mujer se saliera de ese papel ya era tachada de rebelde y era vista con malos ojos por los demás (sobre todo por las demás mujeres).


A través de algunos de los personajes de la novela podemos ver como las mujeres toleraban e incluso entendían algunos de los comportamientos machistas y denigrantes de los que eran objeto. Podía decir que visto desde ahora, 60 años después, cuesta creer que se toleraran cosas así pero por desgracia esas cosas siguen pasando. Todavía muchas mujeres aceptan ese tipo de comportamientos y son objeto de maltrato psicológico. Por eso es que la novela sigue siendo tan actual, porque aunque han pasado los años y hemos avanzado en infinidad de aspectos, la sociedad, en su fuero interno, sigue anclada en los años 50.

La historia es bastante corta y no tiene un personaje principal que abarque toda la narración. Después de que la autora nos muestre como es la vida de las jóvenes que aceptan sin rechistar lo que se espera de ellas, abre una pequeña puerta para enseñarnos a otros personajes que no aceptan esas imposiciones sociales. Su vida es algo más complicada, van contra corriente y tendrán que decidir si merece la pena seguir luchando por lo que quieren o claudicar ante lo que es aceptado por todos.

Aunque al principio me costó un montón hacerme con tanto personaje (no sabía quién era quién) al final he disfrutado mucho con la novela. Es más un relato costumbrista que una novela con un principio y un final. La autora nos muestra la vida de un grupo de jóvenes, sus pensamientos, sus miedos y sus deseos. Hace un retrato psicológico maravilloso y completamente creíble que permite al lector entender los comportamientos de los personajes.

Ha sido la primera vez que leo a Carmen Martín Gaite y no va a ser la última. Tengo (por alguna parte) otra novela suya Retahílas así que espero no tardar mucho en leerla.

Sobre su adaptación cinematográfica he visto que en el año 1974 se rodó una serie de 15 capítulos. Actualmente la podéis ver online por la web de Rtve.

Puntuación: 8/10. Es una historia escrita de forma directa, con mucho diálogo y que se lee muy rápido. Me ha gustado su forma de narrar porque pese a su sencillez me ha parecido de una belleza impresionante. Os la recomiendo si disfrutáis conociendo las costumbres de otras épocas.

Precio: 18 € y 312 páginas. Destino.

Felices Lecturas.