28 de noviembre de 2016 | By: Tabuyo Alonso

MUJERES EXCELENTES, Barbara Pym

Sinopsis: Mildred Lathbury, la narradora, es una mujer soltera que vive en Londres y ocupa su tiempo en diversas tareas en la parroquia, en tomar el té con las amigas, en obras de caridad y en satisfacer las necesidades de los demás. Es inteligente y observadora, pero también tímida e insegura, en parte debido a su soltería, pues muchos querrían verla casada ya, a sus treinta y pocos años. Además de sus buenos amigos, el vicario Julian Malory y su hermana Winifred, Mildred, intimará con sus vecinos, los Napier, recién instalados en el piso de abajo de su casa. Conocerá también a Allegra, una viuda que se aloja en la parroquia, y a un sinfín de personajes más.

Considerada una de las novelas más divertidas del siglo XX Mujeres excelentes es una deliciosa novela de esas en las que lo cotidiano tiene el protagonismo. No hace falte hilar una historia con grandes tramas para hacer una obra sencillamente maravillosa, basta con mostrar el día a día de una mujer excelente para mantener al lector atrapado en sus páginas.

Y es que Mildred ha conseguido llegarme al corazón, es una mujer de treinta y pocos que pese a ser catalogada como una solterona (sí, con esa edad) en el fondo no ha perdido la esperanza. Su economía es muy escasa ya que trabaja ayudando ancianos por un mísero salario y vive de alquiler en un edificio de habitaciones. Es muy religiosa y sus únicas amistades son el párroco y su hermana a los que ayuda a realizar tareas benéficas.

Su vida transcurre apacible y monótona hasta la llegada de nuevos inquilinos a su edificio. Los Napier son personas totalmente diferentes a lo que Mildred conoce y se siente a la vez temerosa y fascinada por ellos. A partir de aquí veremos como la vida de Mildred cambia y como se enfrenta a deseos ocultos que creía que ya no iba a sentir.

La forma de narrar de Barbara Pym es exquisita, es cercana y detallista y te hace empatizar a la perfección con los personajes. La historia está ambientada en el Londres de posguerra y, aunque muy de refilón, vemos que la ciudad todavía tiene muchas carencias debido a la guerra. 

Aunque la autora nos presenta a Mildred como una mujer creyente y confiada que siempre intenta ayudar a los demás y que no tiene vida propia, creo que lo que quiere darnos a entender es que las mujeres solteras de aquella época son mujeres excelentes porque no tienen que dar explicaciones a nadie, hacen lo que quieren, cuando quieren y con quien quieren. Las mujeres casadas en cambio están atadas (no de por vida ya que existía el divorcio) y tienen que vivir cuidando a sus maridos y dándoles explicaciones de sus actos. No son libres.


Me lo he pasado genial con Mildred y con las miles de tazas de té que me he tomado en su compañía. Me ha parecido una lectura muy enriquecedora y un fiel retrato de las mujeres que optaron (bien por su propia decisión o por no haber encontrado a la persona adecuada) por permanecer solteras en una época en donde esa soltería era más una tacha que un privilegio. Visto desde el presente no hay duda de que la soltería en aquella época te daba una libertad y una independencia que tenía que ser la envidia de muchas mujeres casadas.

Los puntos de fina ironía que tiene la lectura son épicos, en varias ocasiones he terminado con una sonrisa en los labios. Me encanta el toque de humor inglés de Barbara Pym, son pinceladas muy tenues de crítica social que tuvieron que "picar" en aquella época. 


He leído que en otra novela de la autora (Jane y Prudence) un personaje relata qué fue Mildred y me ha alegrado saber que la autora no se olvidó de este personaje tan maravilloso e hizo partícipes a sus lectores de como fue la vida de esta mujer excelente.

Puntuación: 10/10. Ojalá puede acercarme a más obras de Barabara Pym, la pena es que están descatalogadas.

Precio: 20.95 € y 320 páginas.

Felices Lecturas.

17 comentarios:

Inés dijo...

Vaya, ya me parecía atractiva esta novela, pero que empujón me acabas de dar.Lo de la ironía me encanta, así es que a mi lista va.
Un beso

Manuela dijo...

Ya le tenía echado el ojo a esta novela por alguna otra opinión que había leído y eso que en principio no me llamó la atención.
Besos.

Patri (Léeme un libro) dijo...

Le tengo muchas ganas!!!

Victor dijo...

Tenía apuntado este libro por otra reseña que había leído y lo borré hace unos días porque viendo en catálogo de la editorial me llamaron la atención otros dos libros suyos.
Pero lo vuelvo a apuntar, le das una notaza. Muchas gracias.

Natàlia dijo...

Vaya notaza. Ya lo tenía anotado por un par de reseñas anteriores y multiplicas mis ganas.
Un beso;)

Aylavella dijo...

Después de ver tu puntuación y leer lo que te ha parecido la novela, me la apunto¡¡¡
Besos

Eyra dijo...

Hola guapa!

A mí también me gustó mucho y no descarto volver a leer a la autora en un futuro.

Un beso

Isa Martínez dijo...

¡Hola!
Mildred es una gran protagonista que consigue hacerse un hueco en tu corazón, además me gustó mucho como fue evolucionando a lo largo de la novela. En cuanto a lo de mujeres excelentes yo lo interpreté como tú pero también de otra forma. La mujer del matrimonio Napier se considera excelente porque tiene más estudios que Mildred y se considera superior, en cambio, a la hora de la verdad no sabe hacer nada. En su casa no sabe hacer las tareas, si la sacas de lo que estudió tampoco tiene mucha idea, y en cambio Mildred puede salir del paso de cualquier problema. Y eso que se le considera a una solterona que no sabe como es la vida, y realmente, desde mi punto de vista, es la que más sabe de como es la vida. No sé si me he explicado bien...
En Jane y Prudence se nombra a Mildred y se sabe que ha pasado con ella después de terminar Mujeres excelentes. Es un nombramiento muy fugaz, pero a mi me gustó mucho saber más de ella. Seguro que Jane y Prudence también te gusta, yo estoy deseando leer más novelas de la autora.
Un beso

Mjinn d.A. dijo...

Hola, me llama muchísimo la atención esta novela y estoy leyendo muy buenas críticas por todos lados, así que me la apunto para otro momento. Me has terminado de convencer. Gracias por compartir :)

Fesaro dijo...

Otro ejemplo de como no se debe juzgar un libro por su portada porque esta no me atraía mucho. Lo tengo en cuenta porque estas historias y su contenido puede enriquecer mucho a un hombre.

Tabuyo Alonso dijo...

Isa, tienes toda la razón en cuanto a que Mildred está más capacitada para desenvolverse en la vida que la señora Napier pero creo que la autora nos muestra el avance de la mujer, intenta dejar atrás los clichés de otra época y es criticada porque su marido hace las tareas domésticas. Es un poco la mujer actual, más interesada en su vida laborales que en tener las cosas de casa en orden.
Ojalá tenga oportunidad de leer algún libro más de Pym.
Besotes.

susana palacios dijo...

Tengo muchas ganas de leerla, la próxima vez que vaya a la biblioteca lo buscaré, besotes

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo...

Desde que lo conocí me apetece mucho y viendo tu reseña me reafirmo en mi decisión, me apetece conocer a Mildred.

Besitos

Buscando mi equilibrio dijo...

Sabía que me ibas a convencer con tu reseña, ya el argumento merecía la pena.
la paso a mi wishlist!!!
Besotes.

Margari dijo...

Voy a tener que buscar este libro, que me dejas con muchas ganas.
Besotes!!!

Rocío dijo...

Yo también me lo apunto que este tipo de libros me gustan, un beso

Ana Blasfuemia dijo...

No sé qué me pasa con este libro que no hago más que ver buenos comentarios, muy positivos, pero cada vez que lo tengo en la mano no termino de decidirme.

Pero ese 10/10 es tan contundente que tendré que replantearme estas reticencias mías...

Un abrazo