16 de octubre de 2015 | By: Tabuyo Alonso

ALLEGRO, Ariel Dorfman

Sinopsis: En el revolucionario año de 1789, Wolfgang Amadeus Mozart visita la tumba de Johann Sebastian Bach en Leipzig, buscando un signo, una señal, una respuesta a un enigma que le ha rondado desde la infancia: ¿Fue asesinado Bach por un famoso cirujano oculista? ¿Y fue Händel años más tarde víctima del mismo doctor? Allegro es la historia de esa búsqueda detectivesca, desde los salones de Londres hasta las calles de París, recreando una época frívola y turbulenta, llena de pícaros y compositores geniales, charlatanes y nobles presuntuosos, familias indigentes y amigos entrañables. Esta exploración rigurosamente histórica es narrada por la voz cálida y cándida del propio Mozart, dejando al lector introducirse, en forma asombrosa y original, en la vida íntima del protagonista, sus anhelos y travesuras, sus temores y amores y, sobre todo, su camino hacia la divinidad a través de la música, la música como la respuesta más humana de que disponemos para enfrentar la muerte.

Si no lo sabéis (o no lo recordáis) ya os lo digo yo, últimamente me apasionan las novelas de corte clásico ambientadas entre los siglos XVIII y principios del XX. Es algo bastante insólito ya que nunca me llamaron la atención y no solía acercarme a ninguna.

La elegida en esta ocasión es Allegro, una novela bastante corta escrita por Ariel Dorman, un autor argentino afincado en Chile y muy reconocido en toda américa latina.

La historia comienza en Londres, en 1765. Mozart es todavía un niño de 9 años y recibe clases del hijo de Bach, Johann Christian Bach. Después de un concierto y aprovechando que Mozart se encontraba solo se le acerca un desconocido que dice querer hablar con él para restaurar el honor de su padre. Éste le contará que su padre es un afamado oculista al que se le están cerrando muchas puertas debido a que el hijo de Bach está hablando mal de él a todo el mundo, incluida la reina. Quiere que Mozart medie entre ellos para poder hablar y resolver las diferencias pero que si no accede a un encuentro le diga una sola palabra : Händel.


¿Qué es lo que ocurrió para que el hijo de Bach hable mal del oculista? ¿Qué tiene que ver Händel en todo esto? ¿Conseguirá Mozart reunirlos para hablar pese a sus diferencias?

La historia cuenta con muy pocos personajes lo que facilita mucho la lectura y te centra en la trama. La escritura de Ariel Dorfman es exquisita, me ha gustado mucho su formar de narrar: elegante, directa y sin florituras.
Se lee muy rápido aunque sus capítulos son de las 50 páginas más o menos. El libro no solo contiene el misterio en torno a Bach, Händel y el oculista, también nos encontraremos un retrato de la época en la que las clases altas vivían muy alejadas de la realidad del pueblo y a las que no era fácil acceder así como también veremos la difícil vida de Mozart, un pequeño genio que perdió su infancia junto a un padre que no lo dejaba tranquilo y que en su edad adulta tuvo que enfrentarse a la soledad y a problemas económicos.


Puntuación: 7/10. He disfrutado mucho con su lectura, me ha gustado la historia y el estilo narrativo del autor. Pese a tener un ritmo sosegado consigue enganchar al lector a la historia, quieres saber los motivos de tanto misterio y seguir la vida del joven compositor. Si os gusta la figura de Mozart en su plano más personal seguro que os encantará.

Os recuerdo que estoy sorteando un ejemplar así que si queréis participar aquí os dejo el enlace. Mucha suerte!!

Precio: 19 € y 224 páginas. Stella Maris.

Felices Lecturas.

9 comentarios:

Francisco dijo...

La leería con gusto, sin lugar a dudas. Tu reseña invita a ello. Ya solo porque en ella aparezcan nombres como Mozart y Bach atraen. Será porque son dos de mis autores clásicos favoritos. Besos.

Margari dijo...

Creo que me gustaría por todo lo que cuentas, así que voy a mirar si ya me he apuntado a tu sorteo o no...
Besotes!!!

Tabuyo dijo...

Francisco, por lo que he mirado al terminar el libro mucho de lo que se cuenta de Mozart es verdad así que para los que no lo conocen también es un buen acercamiento.

Apúntate Margari, es de esas novelas que pese a no tener un ritmo trepidante te engachan a la historia.

Besotes.

Rober dijo...

Hombre, Mozart es de esos personajes que creo que despertaría el interés de cualquier persona que comparta cierta curiosidad, es de esas personalidades imprescindibles.

No es tampoco el tipo de novela al que suelo acercarme más, pero la mezcla podría estar bien, no pinta nada mal.

Besines.

Mientras Leo dijo...

Te leo, voy corriendo a apuntarme y regreso. Creo que es significativo de lo que me ha parecido tu reseña
Me gusta lo que cuentas
Besos

Ana Blasfuemia dijo...

Dentro de la novela histórica, a la que soy tan poco dada, las que me suelen gustar más son las de este corte, que hablan de personajes que me resultan atractivos. Gracias por descubrirme el libro. Me lo apunto.

Un abrazo

Jaime Ariza dijo...

Hola!!! pues suena muy interesante, asi que tal vez le de una oportunidad. Gracias por la reseña
Un abrazo

Shorby dijo...

No me importaría leerlo, parece interesante =)

Besotes

Angela Leon dijo...

Ya me ha llegado así que no tardaré en leerlo :) Gracias guapa!!

Bs.