4 de mayo de 2015 | By: Tabuyo Alonso

LA LEY DE LOS JUSTOS, Chufo Lloréns

Sinopsis: A finales del siglo XIX, Barcelona vive una época de esplendor. Acaba de celebrarse con gran éxito la Exposición Universal y una burguesía próspera y culta, que busca inspiración en los salones parisinos, exhibe su elegancia en fiestas y veladas musicales. Pero al otro lado de la ciudad, donde las calles se estrechan y huelen a pobreza, el rencor y la injusticia están fraguando una revolución capaz de recurrir a la violencia más descarnada. En este ambiente cargado de desconfianza y temor, Candela y Juan Pedro, procedentes de clases sociales muy distintas, tendrán que enfrentarse a los prejuicios de unos y otros para defender su amor. Con la habilidad de los grandes maestros de la novela histórica, Chufo Lloréns teje un tapiz geográfico y humano apasionante. Su pluma ágil y perspicaz nos conduce desde los lujosos reservados del teatro del Liceo hasta los lóbregos sótanos donde se tramaban las conjuras anarquistas. Obreros agraviados, herederos indolentes, mujeres de mala vida e indianos con fortuna se mezclan en este retrato colorido y veraz de una Barcelona luminosa y moderna, pero también agitada y peligrosa.

Tenía pánico ponerme a leer este libro. Me llamaba un montón la atención pero sus casi 1200 páginas me intimidaban bastante. Al final lo pillé un día, le quité la sobrecubierta (para no estropearla) y me adentré entre sus páginas. Allí me quedé muy agusto unos cuantos días, disfrutando con el devenir de sus protagonistas.

Es mi primer acercamiento hacia Chufo Lloréns, conocía sus novelas (todas muy voluminosas) pero nunca había leído ninguna. Dada mi experiencia con esta, creo que me voy a animar a seguir leyendo sus novelas, me gusta su ambientación y como perfila a sus personajes haciéndolos muy cercanos.


La novela se ambienta principalmente en la Barcelona de finales del XIX aunque al principio el autor nos enseña la Cuba colonial en la que el trafico de esclavos todavía existe pese a que ya era infrecuente después de la guerra de los 100 años.
Allí en Cuba vive Juan Massons, dueño de una plantación de tabaco y socio del catalán Práxedes Ripoll. Ambos querrán hacer fortuna con el tráfico de esclavos a través del capitán Almirall.
"Me doy cuenta de que soy lo que siempre he sido, un esclavo, aunque mi pensamiento es libre".
Ya en España veremos como en Barcelona las clases humildes, hartas de ser manipuladas por los ricos comerciantes se rebelan contra ellos poniendo explosivos en las puertas de las fábricas para lograr un trabajo justo. Las familias catalanas de renombre son las que ostentan el poder social y nada les está vetado, hacen lo que quieren cuando quieren.

En esa Barcelona veremos como la familia de Don Práxedes dista mucho de ser tan perfecta como quiere hacer ver, él mismo tiene una rivalidad feroz con otro de los grandes de la ciudad Don Claudio López Bru al que tiene unos celos inmensos. Práxedes tiene dos hijos: Antonio un joven de buen carácter que quiere tomar los hábitos y estudiar filosofía pese a la oposición de su padre y Germán un arrogante deportista que pasa del negocio familiar y que se dedica más a disfrutar de la vida que al cumplimiento de sus obligaciones como primogénito.

Por otra parte nos encontraremos con la gente humilde al servicio de los Ripoll, en este caso Luisa la costurera de la señora Ripoll también tiene dos hijos: Máximo, joven que perdió varios dedos en la fabrica de los Ripoll y a los que les guarda un odio atroz y Juan Pedro un chico muy afable que se enamora de una joven de clase alta.

Cervecería Gambrinus
"El lunes después de comer aguardaba Frey Papirer, como de costumbre, la llegada de Germán en la cervecería Gambrinus en el portal de Santa Madrona. Aquel viejo local era uno de los preferidos de su viejo amigo, y su clientela era una curiosa mezcolanza de la burguesía que bajaba de la parte alta de la ciudad con la menestralía que se atrevía a subir desde el raval. El local era recoleto y silencioso, e inclusive gozaba en su parte superior, a la que se accedía por una breve escalera de madera, de unos discretos reservados para el uso de cualquier cliente que viniera acompañado de alguna dama que quisiera conservar el anonimato".
Y en solitario, buscando siempre salir beneficiado de la amistad con Germán Ripoll está Alfredo Papirer. Un hombre que hará cualquier cosa por salir de su clase social para codearse con las más altas esferas.

El autor nos detalla al milímetro la vida en esa convulsa Barcelona, recorreremos los barrios bajos y las salas de fiestas más distinguidas, viviremos dramas familiares y pasiones prohibidas. Conoceremos personajes reales y otros ficticios, veremos el papel de las mujeres en aquella época, los comienzos de la lucha de las clases trabajadoras por sus derechos, el abusivo poder de las clases altas y por supuesto la dificultad de relacionarse entre personas de diferentes estratos sociales.
"Una librería es algo muy personal; vender libros no es vender pescado, la persona que está al frente debe amarlos y no es fácil dar con alguien de esas calidades".
En resumen, una novela redonda, una delicia para los sentidos con la que me lo he pasado maravillosamente bien. He disfrutado con cada una de sus páginas y os recomiendo sin dudarlo. No os defraudará. Ya me contaréis.

Puntuación: 8/10. No tengáis miedo de la cantidad de páginas que tiene, una vez dentro de la historia pasan volando y sin daros cuenta lo habréis terminado.

Precio: 22.90 € y 1152 páginas. Grijalbo.

Felices Lecturas.

19 comentarios:

Ainhoa de Alberto dijo...

Me alegro de que al final te gustara tanto :)
Buen día.

Tatty dijo...

A mí también me ha gustado mucho, es una novela de muchas páginas pero que se pasan volando y da pena llegar al final
Besos

Mª Ángeles bookeandoconmangeles dijo...

Este libro lo tengo en el ebook y sé que tiene que ser precioso, pero tantas páginas me asustan porque no dispongo de demasiado tiempo.

Besos.

Marina Cordoba dijo...

Hola.
Ayer mismo comencé a leer este libro (regalo del día de la madre). Espero que me enganche tanto como a ti y no se me hagan eternas esas 1100 páginas
Besos

María Inés Caro dijo...

Aún no he leído nada del autor,viendo tus impresiones,quizás me decante por este para conocerlo,aunque me atrae más "La saga de los malditos"
Un beso

María Inés Caro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Agnieszka dijo...

No es muy de mi estilo para decir la verdad pero no he leído nada del autor, así que la próxima vez que me quieran regalar un libro, me lo voy a pedir.
besos y gracias por la recomendación

rossy dijo...

Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto. A mí no me llama la atención este libro, ni ninguna de sus novelas, la verdad. Creo que no son de mi estilo ...

bsos!

Margari dijo...

Lo tengo pendiente desde hace mucho. Y tu reseña me anima a darle un empujoncito en esa lista de pendientes.
Besotes!!!

albanta dijo...

Como dices, muchas páginas que no se hacen pesadas.

Ana Blasfuemia dijo...

Reconozco que a mí también me intimidan tantas páginas, pero por otro lado también me atrae que no se haga un libro largo y se lea "volando".

Un abrazo

Azalea Real dijo...

Efectivamente, las páginas me echan mucho para atrás y si no me hago con él de una forma fortuita, no estoy muy segura de leerlo a pesar de las buenas opiniones, como la tuya, que leo.

Besos.

MDolores dijo...

Leí Te daré la tierra de este autor y me gustó mucho pese a que la novela histórica es algo que me suele dar pereza. Tengo esta apuntada, ya que todas las reseñas que he leído la ponen muy bien.
Un beso!

Emma Bovary Locaporleer dijo...

Estoy con él y aunque no he leído mucho me está gustando. Me alegro de que lo hayas disfrutado. Besos.

Blanca dijo...

Es mi lectura actual. Me tiene totalmente enganchada. De momento, a pesar de la extensión y de las minuciosas descripciones, no se me está haciendo nada pesada. La vida de cada personaje me tiene atrapada.
Un abrazo

Marisa G. dijo...

Ese libro es una maravilla. Disfrútalo. Besos.

Sandra Díaz dijo...

Confieso que el volumen me echa para atrás, aunque no lo descarto en absoluto. Besos.

Carmen Forján dijo...

Tengo mucho pendiente y que me apetece mucho más, la verdad,como para hacer frente a más de 1000 páginas... Pero me alegra que lo disfrutases tanto, claro.
Besines,

Angela Leon dijo...

Acabo de terminar otro libro del autor y me ha encantado. Tengo ganas de pillar éste también.

Bs.