3 de febrero de 2014 | By: Tabuyo Alonso

EL JUEGO DE RIPPER, Isabel Allende.

Sinopsis: Tal como predijo la astróloga más reputada de San Francisco, una oleada de crímenes comienza a sacudir la ciudad. En la investigación sobre los asesinatos, el inspector Bob Martín recibirá la ayuda inesperada de un grupo de internautas especializados en juegos de rol, Ripper.
«"Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche", le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.».

Isabel Allende innova en su escritura y se estrena con una novela "negra". Hasta ahora se la conocía por La casa de los espíritus, Hija de la fortuna, Retrato en sepia, El cuaderno de Maya... pero decide que es hora que probar con otro estilo y gracias a la ayuda de su marido se embarca en la escritura de El juego de Ripper.

La primera impresión, gracias a la portada es francamente buena, transmite misterio y dulzura a la vez, luz y oscuridad.

Amanda Martín es la protagonista de la historia, ella y un grupo de cinco adolescentes juegan a Ripper por internet. Cada uno tiene un papel en el juego y se encargan de resolver crímenes imaginarios ambientados en el Londres de Jack el destripador.

Golden Gate, San Francisco.
El hallazgo de un hombre muerto con un bate en el recto en el gimnasio de una escuela en San Francisco llevará a los jugadores de Ripper a cambiar de época y de escenario. Ahora se enfrentarán a un crimen real y contarán con la ayuda de Kabel, el abuelo de Amanda que les irá informando de las novedades del caso. Además da la casualidad que el jefe de homicidios es Bob Martin, el padre de Amanda por lo que la información llega fácilmente a los jugadores. Quizás este hecho me parezca muy chocante, no veo muy lógico que un policía le cuente detalles de un caso a su hija para que se los cuente a sus amigos, yo creo que muy legal no termina de ser, por lo menos aquí.

Otros crímenes empezarán a suceder en la ciudad, hecho que ya predijo Celeste Roko, una astróloga amiga de la familia de Amanda, cuando "vio" que un baño de sangre iba a darse en San Francisco.

Por otra parte nos encontramos con la madre de Amanda, Indiana Jackson que trabaja en la clínica Holística como practicante de Reiki.

Susana y los viejos, Tintoretto.
Está separada de Bob Martin y tiene una relación con un hombre adinerado llamado Allan Keller pero él no se fía de la fidelidad de ella y contrata a un detective para que la siga. Además de controlarla quiere cambiar su forma de vestir y de actuar para que encaje en su ambiente. Infructuosamente por cierto.

Ryan Miller, antiguo miembro de las fuerzas especiales, conoce a Indiana y decide ir a probar unos de sus masajes. Poco a poco irán entablando amistad y él se quedará encandilado de ella.


Esta relación a tres bandas será el otro hilo argumental de la novela. En él se nota claramente la mano de Allende, aquí está en su salsa, es el estilo que domina y la historia fluye.

En cambio en el otro hilo argumental, la investigación de los crímenes a cargo de los jugadores de Ripper ha sido un poco mas lento, le ha faltado acción. Quizás los más puristas del género negro no acaben completamente satisfechos con la obra, pero recordemos que es la primera incursión de la autora en él. Además pese a catalogarse como novela negra, la historia sigue siendo muy fiel al estilo de la autora, sigue siendo un texto "made in Allende" lo mires por donde lo mires.

En la novela hay crímenes sí, pero en ella son más importantes los personajes y sus historias que los crímenes en sí.

Puntuación: 6/10. Allende ha conseguido mezclar su característico realismo mágico con la novela negra, un combo que gustará a fans de los dos estilos, sabiendo de antemano que no va a ser un thriller.

Precio: 22.50 € y 480 páginas. Plaza & Janés.

Reto sumando 2014: 98

Felices Lecturas.

11 comentarios:

susana palacios dijo...

Si la leo, tendré en cuenta que no es una novela negra propiamente dicha, gracias por tu reseña, besotes

albanta dijo...

Me ha gustado más que a tí pero a mi es que la forma de narra de la autora me pierde.

Ana Blasfuemia dijo...

Lo acabo de comentar a albanta (coincidís en reseña), que tengo curiosidad por ver a Allende en este género, aunque tengo la sensación que mejor me espero encontrar a Allende y me olvido de lo del género ;)

Besos

Pilar González dijo...

Cuando lo empecé me llevé una decepción al ver que no era realmente una novela negra, pero luego me dejé llevar por el estilo de la autora y conseguí meterme más en la historia. Un beso

Emma Bovary Locaporleer dijo...

Lo tengo en la estantería esperando a que termine con mis compromisos. Besos.

Rober dijo...

Bueno, rebajando un poco las expectativas después de leerte, creo que podría disfrutar con él. Tengo pendiente un reencuentro con ese realismo mágico de Isabel y la historia tiene tintes que me llaman. Ya la tengo entre los estantes, esperando turno :)

Un abrazote y gracias por la reseña! ;)

Margari dijo...

Estoy viendo reseñas tan dispares que no me voy a formar muchas expectativas con él. Y tampoco es que me vaya a leerlo pronto, que me queda tanto de la autora por leer...
Besotes!!!

Shorby dijo...

Tengo ganas de leerlo, pero no sé qué esperar, estoy viendo o críticas super buenas o super negativas...

Besotes

Blanca dijo...

He leído tu reseña entre líneas, pues esta novela es mi lectura actual. Pero he visto que coincidimos en algunas impresiones.
Un abrazo

Isi dijo...

Aunque tenía el libro en el punto de mira, no había leído ninguna reseña todavía; no sabía que era una especie de novela negra mezclada con realismo mágico, jejeje.
En todo caso, sí que me he quedado con las ganas de leerla.
Saludos!!

Isabel Macías dijo...

Me llamó mucho la atención y lo compré hace dos semanas. He visto algunas reseñas y me ha quedado claro que no es novela negra. Aún así intentaré disfrutarla.

Un saludo.