19 de diciembre de 2013 | By: Tabuyo Alonso

UNA HUMILDE PROPUESTA, Jonathan Swift

Sinopsis: Escrito en 1729, este magnífico texto satírico comienza así: «Para evitar que los hijos de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o su país y para que se conviertan en algo de provecho para el pueblo». 
Sin desvelar su propuesta, podemos decir que Swift hace todo lo posible para apoyar sus argumentos, incluyendo cálculos que muestran los beneficios financieros que de ella derivarían. 
La ironía con la que el autor hace esta crítica social es la clave del texto y debe ser la clave de su lectura. 

¿Estamos preparados para esta humilde propuesta?

Aunque el autor es más conocido por Los viajes de Gulliver, Una humilde propuesta también debería seguirle a la zaga en cuanto a crítica social.

Había en aquel entonces en Irlanda 120.000 niños pobres a los que alimentar  y dada la situación económica del país era inviable su manutención. Swift nos relata, irónicamente, como sacarles utilidad y rentabilidad además de aligerar la carga a sus padres que evitarán así los gastos que conllevaría alimentarlo y vestirlo.

Ilustración de Raquel Marín.

Swift propone que los padres que mendigan con sus hijos los den cuando cumplan el año de edad y así evitar su carga económica. Se utilizarían como comida para las personas de categoría siendo una carne muy sana y nutritiva.
"Este alimento resultará bastante caro y por eso mismo muy apropiado para los terratenientes, quienes, como ya han chupado la sangre a la mayoría de los padres, parecen detentar un derecho preferente sobre los niños".
Es un ensayo muy cortito en el que el autor nos habla de la incapacidad de su gobierno de solventar problemas sociales de primer orden por estar bajo el yugo británico. Creo que es una lectura muy actual pese a estar escrita en 1729. Hoy el paro y los recortes sociales están destruyendo a muchas familias y como nos sigan apretando más desde las altas instancias, acabaremos con leyes tan grotescas como estas. Sabe utilizar con maestría la ironía y nos da una bofetada para despertar y darnos cuenta de que en tiempos de crisis, estamos dejando de lado lo más importante de todo, las personas.

Puntuación: 8/10. Humor negro en estado puro.

Precio: 12.50 € y 88 páginas.

Felices Lecturas.

7 comentarios:

susana palacios dijo...

A pesar de tu nota, este no me lo apunto, eso de comer niños....besotes

Ana Blasfuemia dijo...

No lo conocía, parece un libro cargado (cargadisimo) de ironía, y seguro que se puede hacer una lectura muy actual del mismo. Me lo anotaré, si es tan cortito lo mismo lo puedo leer en un ratillo en la biblioteca...

Besos

Pilar González dijo...

No suelo leer ensayos, así que creo que no lo apunto en la lista. Un beso

Margari dijo...

No es un género que frecuente, pero este libro, su carga crítica, su ironía... Me llama mucho.
Besotes!!!

Lady Aliena dijo...

Swift era otro de esos genios que escribía críticas estupendas. También las sabía camuflar muy bien.
No he leído este que mencionas, pero porque no ha caído en mis manos. A ver si lo encuentro en inglés.
Besos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Me encanta la propuesta!!! Esta me la llevo!!
Besos y gracias por la reseña

Isi dijo...

Lo leí este año también y me gustó mucho. ¡Menuda propuesta! Seguro que en su época logró escandalizar y centrar a la gente el el problema de la pobreza que estaban viviendo.
Besos!