10 de septiembre de 2013 | By: Tabuyo Alonso

CASA DE MUÑECAS, Henrik Ibsen

Sinopsis: Nora, una mujer que simula frivolidad pero que en verdad es inteligente y aguda. Se vio forzada años atrás a recurrir a una artimaña financiera para costear un viaje en salvaguarda de la salud de Helmer, su marido, al tiempo que su padre se hallaba moribundo. A medida que la tensión del conflicto va in crescendo, la monotonía burguesa de la protagonista se va convirtiendo en un nudo corredizo que va dejándola sin aire. 

Yo no suelo leer teatro, es un tipo de lectura que se me hace cuesta arriba. Pero en este caso es una obra tan corta y hay tan pocos personajes que he decidido adentrarme en sus páginas. El resultado ha sido muy satisfactorio.

La obra del noruego Henrik Ibsen ha influido profundamente en la evolución de la escena europea contemporánea. Sus obras no han perdido vigencia y es uno de los autores no contemporáneos más representado en la actualidad.

Representación de la obra en España.

Publicada en 1879, la crítica del autor a las normas establecidas dentro del matrimonio provocó numerosos escándalos en aquella época, hoy algunos la consideran la precursora del teatro feminista. Según el actor Roberto Álvarez (en la foto junto a Silvia Marsó) no la considera como un icono feminista, cree que el autor afrontaba el tema de la liberación del ser humano.

Henrik Ibsen (1828- 1906)
Me ha parecido una historia adelantada a su tiempo, hay algunos detalles tan significativos como que las mujeres con cargas familiares (o sin ellas) buscaban un marido, daba igual cual para no tener que trabajar y vivir cómodamente. Aunque creo que eso ahora también pasa ¿verdad? ;-).
NORA: Oiga: ¿de qué vamos a disfrazarnos usted y yo para el próximo baile?  
ELMER:  ¡Qué caprichosa! ¿Ya estás pensando en el próximo baile?     
DOCTOR RANK:  ¿Usted y yo?… Pues verá: usted irá de mascota… 
ELMER:  Ahora falta ver cómo concibes un disfraz de mascota.     
DOCTOR RANK:  Deja a tu mujer presentarse tal como va todos los días.
El temor de la protagonista a que su marido se entere de su secreto, provocará una historia cargada de tensión en la que nos aliaremos con ella. Por amor cometió un error del que no verá la forma de salir, pero gracias a él salvó la vida de su marido enfermo. Ahora tendrá que hacer frente a la realidad y toparse con un marido egoísta que la trata como a una niña caprichosa a la que cree manirrota y caprichosa. ¿Será capaz de perdonarla?.

Puntuación: 10/10. Sensacional.

Precio: 12.50 € y 175 páginas.

Felices Lecturas.

15 comentarios:

Lau dijo...

A mí sí que me gusta leer teatro, de hecho, una de mis lecturas favoritas es "Las bicicletas son para el verano", de teatro.
Aún recuerdo cuándo leí esta obra en la facultad. Me impresionó muchísimo y en aquellos años en cierto modo, me escandalizó la actitud de Nora.
Desde luego, una auténtica obra maestra.
Un beso

Ana Blasfuemia dijo...

La verdad es que leo poco teatro, pero lo poco que he leído no me ha defraudado. Pongo una nota al margen en mi lista para aplicarme un poco más ;)

Besos!

Shorby dijo...

Me apetece bastante leerlo, creo que me gustaría =)

Besotes

susana palacios dijo...

He leido muy poco teatro porque no me llamaba hasta ahora con tu reseña has sembrado la duda!!besotes

albanta dijo...

Hubo una época en que el teatro me gustaba pero ahora ya no lo hace tanto.

Tabuyo dijo...

Lau, yo no he leído esa obra, solo la conozco por la película ;). Seguro que ésta te encantan también.

Besos.

Tabuyo dijo...

Ana Blasfuemia, es verdad que tenemos el teatro un poco de lado, habrá que tenerlo más presente y leer alguna obra al año.

Besitos.

Tabuyo dijo...

Shorby, yo también creo que te gustará ya me contarás. ;)

Tabuyo dijo...

Susana Palacios, es una obra muy cortita así que puedes intentarlo pero no creo que te defraude.

Besos.

Tabuyo dijo...

Albanta, a mi no me ha ido nunca, recuerdo que en el colegio e instituto nos imponían alguna obra y creo que eso me generó repulsión. Poco a poco intento abrir la mente otra vez.

Besos.

Pilar González dijo...

A mí me cuesta mucho leer teatro, y, aunque esta obra debe ser imprescindible, no sé si me animaré con ella. Un beso

Saramaga dijo...

La tengo en casa ni se sabe cuanto tiempo... Ayer, casualmente la tuve entre mis manos (estaba eligiendo nueva lectura), pero precisamente por lo de ser obra de teatro, me dio pereza. Con tu reseña, le has pegado un empujón!
Besos!

Azalea Real dijo...

No leo usualmente teatro: prefiero verlo que leerlo. Esta obra no la conocía... pensé que era actual al ver la portada jeje :)

Besos

PD: me gusta eso de que no es que sea feminista, sino que sea liberal para con el ser humano.

Margari dijo...

Una gran reseña. Y esta obra la tengo pendiente de hace tiempo. Pero como me acerco poquito a este género, la voy dejando pasar.
Besotes!!!

Elena Méndez dijo...

la vi representada hace años: magnífica!!