20 de junio de 2013 | By: Tabuyo Alonso

13 DÍAS, Valentina Giambanco.

Sinopsis: Seattle. Han pasado veinticinco años desde que tres niños fueron raptados en el bosque; sólo dos volvieron con vida, el cuerpo del tercero nunca se recuperó y su muerte y el misterio de lo que ocurrió aquel día han marcado las vidas de todos los implicados.
Dos semanas antes de Navidad una familia aparece asesinada en su casa. Todas las pruebas apuntan a un hombre temido a ambos lados de la ley: John Cameron. Él fue uno de los niños que sobrevivió al secuestro; el otro era el padre de la familia muerta.
El asesino ha dejado un mensaje grabado en el marco de una puerta: TRECE DÍAS. Es el tiempo que concede a la detective de homicidios Alice Madison para que comprenda su propósito y cumpla el papel que le tiene destinado. Ahora ella, para atrapar al psicópata que está detrás de estas muertes, debe traicionar a sus compañeros y hacer un pacto con el diablo.
A los trece días, la línea entre el bien y el mal se desdibuja en la lucha por alcanzar la justicia.

Esta novela me cautivó en cuanto la vi. La portada y el argumento me parecieron de lo más sugerente. Y como podéis ver en la imagen le he hecho una foto en el lugar que más le va, en un bosque. Mi pequeño homenaje. Os la presenté en este blog a principios de Junio aquí.


Una de las características principales de la novela es que sabemos desde bastante pronto quién es el asesino, lo que no sabemos son las motivaciones ni la forma en que ha cometido los crímenes. Algo que de primeras puede parecer que te destroza la novela pero que en verdad te hace fijarte más en las motivaciones de los personajes, cosa que muchas veces pasamos por alto solo por querer saber quién es el asesino.
Yo ya había leído alguna novela con esta característica tan particular y he de decir que las he disfrutado mucho y no decae para nada la acción. Esta autora sabe manejar muy bien las escenas de acción tanto que te dejan sin aliento. Hay algunas frenéticas.
Un cielo tan azul que duele mirarlo. Árboles centenarios de más de treinta metros de altura. El niño corre descalzo. Se detiene en un pequeño claro, jadeando, y escucha. Tiene once, puede que doce años, y los ojos desorbitados. Sus vaqueros muestran desgarros, la camiseta gris está empapada en sudor y las mangas se pegan a sus escuálidos brazos. Los cortes en la tela dejan ver su piel, y la sangre le cubre los brazos. Se aparta un mechón de pelo de los ojos y vomita lo poco que le queda en el estómago. Se apoya en un árbol y luego cae. Arrastrado por la gravedad, su cuerpo pierde el equilibrio y se abre paso entre las hojas caídas. La tierra cruje y se mueve bajo sus pies.

La protagonista es Alice Madison, una chica que lleva tan solo 1 mes trabajando en el departamento de homicidios de Seattle. Su compañero es Brown, un detective de parcas palabras muy centrado en su trabajo. Ambos acuden a la casa de James Sinclair y allí se encontrarán la escena del crimen con 4 cadáveres, el matrimonio y los dos hijos en la cama. Todos han muerto de la misma forma menos James ¿por qué? En la puerta el asesino ha dejado una nota "13 días" ¿para qué?.

Muchas preguntas y pocas pruebas claras que apuntan hacia un amigo de la familia (John Cameron) serán el punto de salida de esta trepidante novela en la que nada es lo que parece ni nada está por azar. Un crimen fenomenalmente orquestado nos dará unas deliciosas horas de entretenimiento hasta el vertiginoso final.

Muerto y sospechoso fueron secuestrados junto a su amigo, David Quinn cuando eran niños, pero este fue el único que nunca volvió. Nadie supo nunca quién los secuestró.

Me ha encantado la forma que tiene la autora de narrar la investigación policial, es de las pocas veces en las que he podido leer de una forma tan específica como se van obteniendo las pruebas y las autorizaciones para conseguirlas.

Primer capítulo aquí

Puntuación: 8/10. Una novela que te mantendrá pegado a sus páginas hasta la última línea. 100% recomendable para los amantes de thriller.

Precio: 19.95 € y 464 páginas.

Felices Lecturas.

15 comentarios:

Shorby dijo...

La verdad es que pinta super bien!!!
Lo apunto!

Besotes

Tabuyo dijo...

Está genial. Yo creo que va a causar muy buenas sensaciones en los lectores.

Un besote.

Xavier Beltrán dijo...

Pues sí que tiene buena pinta, sí. Y si, además, sabe enganchar con la trama y las descripciones, habrá que leerla.

Un besito y feliz jueves.

Enzo dijo...

Me hace mucha ilusión una reseña tan positiva. La he comprado en la Feria del Libro y espero leerla pronto. Tu reseña ha hecho que la suba unos puestos.
Un beso.

Pilar González dijo...

Estupenda reseña. No tengo ninguna duda de que la leeré, es el tipo de novela que me atrae sin remedio. Un beso

Norah Bennett dijo...

Me la apunto!!
Besos

Margari dijo...

Buena pinta tiene! Apuntado me lo llevo.
Besotes!!!

Tabuyo dijo...

Xavier, engancha pero bien pese a saber desde bien pronto quien es el asesino. Se ven todos los puntos de vista de los personajes.

Un beso.

Tabuyo dijo...

ENZO, Pues has hecho una buena compra ya te lo digo. Has tenido ojo en la feria. Yo por desgracia no he podido ir. Espero estrenarme el año que viene.

Disfruta de la lectura.
Un Beso.

Tabuyo dijo...

Pilar, ambas tenemos los gustos muy parecidos, así que seguro que esta novela te deja buen sabor de boca.

Besos.

Tabuyo dijo...

Norah Bennett, Ponlo en negrita y subrayado. jeje.

Tabuyo dijo...

Margari, genial, ya verás como te gusta. Muac!

Mary Lo dijo...

Tiene buena pinta!
Te he empezado a seguir hoy, ya iré visitando el blog :)
Un abrazo

InésM dijo...

Tiene una pintaza increíble.
Hasta la portada es escalofriante.
Besitos.

Narayani dijo...

últimamente no he leído nada de este género y no pinta mal. La portada es genia y el argumento llamativo.

Besos!