19 de marzo de 2013 | By: Tabuyo Alonso

LA HIJA DEL PAPA, Frederik Berger

Sinopsis: La resplandeciente Roma del Renacimiento baila al borde del abismo entre festejos y conspiraciones. Solo el cardenal Alessandro Farnese reconoce el peligro y desea, con el apoyo de su hija Constanza, convertirse en Papa para así salvar la Ciudad y la Iglesia. Sin embargo, su lucha por la cátedra de San Pedro exige sacrificios personales. ¿Cuántos de sus seres queridos tendrán que morir en el camino? Una investigación sagaz y una narración cautivadora. Una mirada a los mecanismos internos del Vaticano y, al mismo tiempo, la historia de una poderosa familia en cuyas manos estuvo el destino de la Iglesia.

Coincidiendo con el Cónclave para la elección del nuevo Papa, que mejor que una novela de la misma temática para crear ambiente. En ésta ocasión el nuevo Papa electo es Francisco I. Enhorabuena.

La ambientación de la novela es fantástica, hay momentos como el recorrido que hace León X, una vez que ya es nombrado Papa, por las calles de Roma que parece que lo estas viviendo. Ves la miseria de la gente y la suntuosidad y el alarde de dinero y poder (aunque poco les quedaba) por parte de la iglesia.

Alessandro Farnese, pintado por Rafael
Alessandro Farnese es un cardenal muy allegado al Papa al que pretende sustituir llegado el momento. Llegó a las altas esferas eclesiásticas gracias a la ayuda de su hermana Giulia que era la amante del Papa Borgia, Alejandro VI.
Justo el día del desfile del nuevo papa "possesso" muere su hijo Paolo ahogado en la bañera cuando jugaba con su hermano. Pese a la desgracia, tienen que guardar las apariencias y acudir al lado del sumo Pontífice.

León X renueva el acta de legitimación de la familia Farnese, bueno, solo de los hijos varones concediéndoles su feudo para siempre. El papel de la mujer en aquella época yo no lo considero ni anecdótico, era nulo. No existían salvo para el sexo y para tener hijos. Es denigrante ver como abusaban de ellas como algo cotidiano. La mujer del cardenal Alessandro, Silvia al ser su pareja y tener tres hijos con él, era la ramera que estaba en boca de todo el Vaticano. No podía optar al cargo de Sumo Pontífice con ese pecado detrás, tenía que separarse del lado de su mujer y de su familia si quería llegar a ser alguien.

A lo largo de las páginas ves como Alessandro Farnese se aprovecha de su familia y los utiliza para subir peldaños hacia el trono Papal. Obliga incluso a su propio hijo a la carrera eclesiástica cuando a él no le gusta.

León X, es envenenado a través de un médico pero no llegan a matarlo. Encarga al propio Farnese que investigue si detrás de todo está Francesco Maria (ex duque de Urbino al que León X le quitó el título). Reforma el colegio cardenalicio para que el número de votantes partidarios de los Médici alcance los 2/3 y así asegurarse el cónclave en favor de Giulio de Medici, su primo.

Comienzas los primeros movimientos de protesta hacia la política del Vaticano a través de un hombre Martín Lutero.

En este escenario tan convulso se desarrolla la novela. Un apasionante recorrido en una época en la que las grandes potencias Francia, España e Inglaterra luchaban por el poder y por hacerse con una pieza clave, El vaticano.

"La ambición desmedida, sin el apoyo de un talento para las cuentas, corría grave riesgo de fracasar".

En la novela se suceden varios Papas, 




Aunque no aparece se nombra mucho a Alejandro VI, el Papa Borgia, le sigue León X un Médici, Adriano VI y  Clemente VII otro Médici pero bastardo.

Primeras páginas de ésta estupenda novela aquí.

Como ya he comentado, no soy creyente pero me apasionan determinados actos de la iglesia católica como éste, eres espectador de excepción de un momento histórico, del Habemus Papam.

Puntuación: 9/10. Una gran novela. Recomendable para los amantes de las intrigas del poder.

Precio:18 € y 736 páginas. Aunque en La casa del libro y algunos centros comerciales lo tienen por 5.95 €.

Felices Lecturas.

8 comentarios:

Dolores dijo...

Coincido contigo en no ser creyente y en que me apasiona conocer ciertos aspectos de la historia de la Iglesia.
Apuntado queda. Un beso.

albanta dijo...

A mí esta temática directamente me tira para atrás

Rober dijo...

Yo tampoco soy creyente, pero como curiosidad histórica y para darnos cuenta de lo que ha cambiado, y lo que no, en estos siglos, estas historias son perfectas.

¡Un abrazo!

Leyendo con Nieves dijo...

Hola soy Nieves de leyendoconnieves.blogspot.com, he llegado hasta aquí por el blog de Tatty y por estos lugares me quedo.
Parece que nos hemos juntado todos los que opinamos más o menos igual. Me gusta leer todo lo que esté relacionado con la historia porque aprendemos de donde venimos y quizá nos sirve para ver adónde vamos. Al fin y al cabo, nos guste o no, los dioses, las religiones y sus iglesias han estado presentes en la historia de la humanidad. Aunque no recemos con las creencias creo que es bueno conocerlas.
Bss.

Shorby dijo...

Pinta super bien!
No es una temática de la que haya leído mucho, pero nunca es tarde. Me lo apunto =)

Besotes

InésM dijo...

Al igual que tu no soy creyente. He leído algunos libros sobre la Iglesia y los conclaves y la verdad es que ya tuve bastante.
Besitos.

Margari dijo...

Tampoco soy creyente, pero son temas que me gustan. Y es que es casi imposible conocer nuestra historia prescindiendo de la religión. Siempre han tenido tanto poder, tanta influencia... El libro tiene muy buena pinta, así que apuntadito me lo llevo.
Besotes!!!

Tabuyo dijo...

Hola Nieves Bienvenida. Sí que opinamos más o menos igual Dolores, Rober y Margari. Yo creo que ésta temática bien escrita y novelada nos hace aprender un montón de historia a la vez que nos divierte.
También creo que Dan Brown ha hecho mucho daño al género y le ha restado interés.
En este caso nada tiene que ver, así que si os apetece un poco de historia...

Besos a todos y todas.