5 de octubre de 2010 | By: Tabuyo Alonso

ENTRE LIMONES, Chris Stewart

SINOPSIS: Entre limones es una de esas cosas raras y maravillosas: un libro divertido e intuitivo que encanta desde la primera página a la última… y es que alguien que, sin tener ni idea y sin pensárselo dos veces, se mete a reconstruir y llevar un cortijo en un rincón perdido de una sierra de España, claramente no puede estar haciendo nada malo. Chris nos transporta a Las Alpujarras, una excéntrica región del sur de Granada (España), y nos mete en una serie de contratiempos con una combinación simpática de granjeros y pastores campesinos, viajeros New Age y expatriados. El verdadero héroe del asunto, sin embargo, es el cortijo que él y Ana compraron: «El Valero» —un auténtico parche de montaña lleno de aceitunas, almendros y limones, asentado en el lado equivocado de un río, con ninguna vía de acceso, ni abastecimiento de agua ni electricidad. ¿Podría ofrecer la vida algo mejor?
Es un libro entretenido, muy fresco, en el que por lo menos a mí me incita a vivir en el campo, con sus pros y contras. Merece especial mención la gente tan pintoresca que hay en el pueblo ¿Habrá tanta gente pintoresca en todos los pueblos de España? Creo que eso es ficción.
Se lee muy rápido y en ocasiones se hace un pelín cansino pero al final te deja un buen sabor de boca. Hay que decir que tiene una segunda parte "El loro del limonero" que la verdad no tengo mucha intención de leer por que parece más de lo mismo.Como nota le doy un 5/10 y lo veo adecuado para leerlo un día veraniego de mucho calor. 316 pág 16€.

2 comentarios:

Carmina dijo...

Con este libro si no recuerdo mal comence yo mi blog hace mas de año y medio, me prometieron muchas carcajadas y estas se quedaron a mitad camino, si que es un libro refrescante para una tarde de verano pero tampoco creo que yo lea el loro del limonero

Tabuyo dijo...

Es verdad que hay veces que algunos libros lo comienzas con muy buena predisposición pero luego se estropea de tal manera que hay veces que es casi imposible seguir leyendolo de coñazo que es. Éste no llega a esos extremos pero le quedó cerca.

Muchas gracias por tu comentario. Saludos.